Home / Ciencias Sociales / Historia / Propaganda Arturica

Propaganda Arturica

Los antecedentes escritos de la propaganda artúrica son: Historia Regum Britanniae de Geoffrey de Monmouth (escrita en latín) y el Roman de Brut de Wace (compuesta en francés antiguo). Por un lado, tenemos la tradición oral britana, cuya existencia parece confirmada por diferentes autores que escribieron textos artúricos.

En 1135, el clérigo Geoffrey de Monmmouth acabó su Historia Regum Britanniae: una historia de los reyes de Bretaña. La intención de Geoffrey no era escribir una fábula de ficción, sino una crónica de la historia de la isla, de la misma manera que los franceses, los normandos y los sajones habían hecho antes con sus propias historias. Para conseguirlo, Geoffrey de Monmouth usó diferentes fuentes, como por ejemplo autoridades latinas, como el texto de Malmesbury y, probablemente, también relatos orales galeses. De la tradición galesa, podría haber tomado la imagen de la espada Excalibur, asociada con el rey Arturo. De hecho, su texto contiene tanto la historia del mismo rey como la de Merlín, puesto que Arturo es considerado como un descendiente del fundador de Britania, Bruto, biznieto de Eneas, el héroe troyano. Eneas tenía su propia novela escrita en francés en el siglo XII, Le Roman d’Enéas, una novela de temática clásica, traducción de la Eneida de Virgilio.

 

En la novela, Eneas era considerado como una figura histórica, pero esto no significa que la temática amorosa no fuera tratada perfectamente en el texto. Para un lector contemporáneo, Le Roman d’Enéas, sería algo entre la historia y la novela de ficción. Métodos similares fueron usados por Geoffrey de Monmouth.

Los investigadores coinciden en que, a pesar de usar distintas fuentes, Geoffrey de Monmouth tenía, ciertamente, una gran imaginación y contribuyó a elaborar algunos pasajes relacionados con las vidas del rey y de Merlín. Aunque había leyendas galesas sobre este profeta, él no parece hacer referencia a ellas. A partir de este momento, Merlín será el profeta, pero también un arquitecto, un mago y un instructor militar. Geoffrey incorpora en su Historia los hechos sobre Merlín que ya estaban en su anterior trabajo, las Prophetiae Merlini, dedicadas a este personaje. Posteriormente escribirá un poema sobre el mismo tema. En la Historia de Geoffrey, a Merlín también se le reconoce su papel en la concepción de Arturo. Uther Pendragon, el padre de Arturo, deseaba a Igraine, la esposa del conde de Cornualles. Fue gracias a Merlín que Uther fue capaz de violar a Igraine, dado que el mago le dio a Uther la apariencia física del conde, estando la mujer convencida de que se trataba su marido. Por tanto, es justo decir que Arturo nació por intercesión de Merlín. Pero, lo creamos o no, Geoffrey de Monmouth veía su obra como una crónica histórica, a pesar de los elementos mágicos. Hacia 1155, Norman Wace escribió una adaptación francesa en verso de la Historia de Geoffrey de Monmouth. Se titulaba Roman de Brut. En la obra de Wace, el ideal de cortesía medieval estaba ampliamente desarrollado. Reescribió la historia de Britania conforme a esta particular moda. Describió las cortes que conocía, usó un nuevo vocabulario para hablar de la cortesía, el honor, la caballería, y la nobleza, amplió ciertos pasajes y convirtió el mundo artúrico en la corte ideal, e incluso mencionó la supervivencia de Arturo hasta sus días, de acuerdo con los britones (la llamada “espoir breton”). Esta novela ha sido relacionada con Enrique II, de la casa Plantagenet, porque está dedicada a Leonor de Aquitania. La corte de Enrique II fue un actor significativo en la difusión de la literatura, especialmente de los relatos artúricos. De hecho, los académicos han señalado el objetivo propagandístico en el uso del rey Arturo por la familia Plantagenet. Es más, se ha discutido si podría haber una intención política detrás de las novelas artúricas, las cuales parecen defender la igualdad entre el rey y sus caballeros (ésta es la imagen de la Mesa Redonda, en la que no hay cabecera sino que todo el mundo tiene el mismo estatus). Es lo opuesto a la monarquía centralizada. Quizá Wace intentaba identificar a Enrique II con Arturo. En el siguiente vídeo descubriréis el nacimiento de la novela como género, lo que significa que las convenciones históricas no se aplican a las obras, como ya hemos visto, ya que la verdad histórica no es tan importante como la imaginación. Además, trataremos un tema artúrico que aún hoy nos fascina: la búsqueda del Grial. Hagamos juntos este viaje.

About AVB

Check Also

Magia y superstición en la Europa cristiana

En el comienzo de la Edad Media, las autoridades cristianas intentarían convencer a la gente …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *