Los argentinos somos los mejores del mundo

¿Cómo lograr levantarse a la mañana sabiendo que los mayores de los temores pueden hacerse realidad hoy?

¿Qué temores?

  • Que tu mujer o tu hijo sean asaltados a punta de pistola

  • Que un hijo sea muerto por resistirse a que le quiten las zapatillas por la calle

  • Que te roben violentamente al caminar tranquilo por la calle en un lugar céntrico de Buenos Aires

  • Que el banco no te deje sacar el dinero que guardas resultado del esfuerzo de toda tu vida

  • Que un empleado infiel te haga un juicio laboral y tengas que quebrar la empresa que fundara tu abuelo

  • Que tengas que pensar en ganar lo máximo posible con un negocio que emprendas porque lo que hoy funciona, mañana ya no y de esta manera que sea imposible plantear cosas perdurables en el tiempo.

  • Que no sepas qué hacer con el dinero familiar porque los bancos pueden que no lo devuelvan, que dejen de existir y si compras propiedades no poder alquilarlas porque el gobierno piensa en una ley donde es más importante la necesidad que la propiedad privada.

  • Que pienses 5 veces antes de dar empleo para no exponerte a las leyes laborales.

  • Que de la noche a la mañana ya no puedas seguir con tu actividad porque las materias primas no se producen en la Argentina y de pronto un ignorante restringe importaciones hasta de los medicamentos.

  • Que las plazas en donde vives tengan rejas cuando siempre se pudo ver el verde sin estar encarcelado.

  • Que las noches en la calle son una muestra de la miseria más profunda del ser humano entre cartoneros y gente durmiendo en la vereda.

  • Que la libertad de comprar bienes, dólares, propiedades, terrenos o de expresarte sin miedo sea una expresión de deseo.

  • Que el vicepresidente de la república sea investigado por un juez de la nación y lo primero que ocurre es que el gobierno lo acusa de maniobrar políticamente.

  • Que tener un auto caro es una mala palabra y seguramente te tilden de corrupto y así mejor tener un autito.

  • Que disfrutar del resultado de tu trabajo no sirve para nada más que para ser perseguido por los ladrones y la AFIP.

  • Que tu futuro es incierto y pedir un préstamo es una aventura.

  • Que trabajes para que descanse el 54% de los votantes

  • Que el que roba no va preso y los derechos humanos son solo para algunos y no para los humanos derechos.

  • Que las leyes no te protegen sino que todo lo contrario

  • Que un boliviano borracho mate una persona en la ruta sin que nadie acuda después de haber llamado al 911

  • Que una madre mate a sus hijos después de que el padre haya advertido de la amenaza a las autoridades

  • Que el tren donde puede viajar un hermano, un hijo, una madre, un compatriota pueda ser una trampa mortal.

  • Que por una riña de chiquilines un presidente saque la policía de los subtes cuando es tu único medio de transporte para ir a trabajar.

  • Que los subversivos terroristas asesinos de los ‘70 –razón por la cual fuimos a tocar la puerta de los cuarteles y nos comimos años de dictadura- hoy sean gobierno.

y finalmente…

QUE TE DES CUENTA DE QUE VIVIS EN UN PAIS DE MIERDA Y NO HACES NADA POR CAMBIARLO EXPONIENDO A LA GENTE QUE AMAS A LO PEOR

La respuesta es: Hay que ser argentino. De pura sepa. De los que niegan que estemos tan mal y que los países desarrollados del mundo la pasa aun peor. Pensar que España se muere de hambre cuando en realidad nosotros tenemos más planes descansar o garchar de lo que ellos tienen desocupados.

Pensar que Estados Unidos está quebrado cuando ojalá tuviéramos el PBI de su mayor recesión.

Decir que somos lo más grande del mundo…

¿Que hace falta para que nos despertemos? Que nos maten un hijo?

Esto es fruto de que nos venimos acostumbrando a todo esto a medida que nos convertimos en una sociedad cada vez más decadente e ignorante y lo hacemos con un solo objetivo: sobrevivir. Tenemos los sentidos anestesiados. La percepción de la realidad se hace cada vez más vaga y es resultado de un mecanismo de defensa psicológica que nos protege de ver la realidad que no podemos afrontar ni digerir.

A pesar de todo, no somos aborrecibles por ser tan decadentes y solo mirar la paja en el ojo ajeno, no lo hacemos con soberbia ni maldad, lo hacemos porque no podríamos convivir con esta realidad si no fuera de esta forma. El ser humano no puede vivir permanentemente bajo el terror.

En la medida en que nuestros sentidos se adormezcan y veamos la realidad parcializada se va generando una nueva realidad que tiene una nueva moral. Donde lo que estaba bien, pasa a estar mal y viceversa. Ejemplos en la historia hay varios y el más siniestro que se me presenta es durante los años ‘40 donde casi un pueblo entero no vio tan mal –por ejemplo- un exterminio.

Cuando salimos del país y vemos nuestro querido país desde otra perspectiva nos damos cuenta cómo viven otros que son civilizados… y nosotros.

No hay que discutir mucho sobre cuales son los límites, ya lo hicimos, son las leyes. Solo tenemos que cumplirlas o hacerlas cumplir. Y exigir que quienes tienen la obligación de hacerlo por medio del voto, lo hagan.

Cuánto tiempo más estaremos con los ojos vendados depende solo de nosotros. Mientras tanto nos seguiremos hundiendo, nos seguirán robando frente a nuestras narices y harán creer a las masas que están bárbaro cuando en realidad no están mejor que antes y seguramente estarán MUCHO peor en el próximo futuro cercano.